Cuidado de los senos 101

Como una extensión de tu rostro, tu escote comienza debajo de la línea de la mandíbula e incluye el cuello, el pecho y los senos. La piel de esta zona es más delicada, tiene menos glándulas sebáceas y es más vulnerable, aunque suele ser la más descuidada.

Los tejidos mamarios femeninos, que consisten principalmente en grasa + tejido conectivo y glándulas mamarias, tienden a tener relativamente pocos vasos sanguíneos y linfáticos. El sistema linfático de nuestro cuerpo se encuentra principalmente en las regiones de las axilas y el pecho.

Los senos también contienen estrés emocional y energía estancada ya que están justo en el chakra del corazón. Por lo tanto, son propensos a sufrir sensibilidad, bultos, inflamación y tumores.

Una forma de mantener sanos los tejidos mamarios es mediante un masaje diario. Masajear tus senos promueve una circulación linfática y un flujo sanguíneo saludables, también nos ayuda a conectarnos con la energía de nuestro corazón.


7 formas de cuidar tu escote


1. Hidratar
La delicada piel de tu escote (cuello, pecho y senos) necesita tanta o más atención que tu rostro. La próxima vez que aplique su aceite, suero o humectante facial, asegúrese de tomar producto adicional y estirarlo hasta esta área.

2. Sea amable
Evite las duchas calientes . El agua dura del grifo puede secar e irritar la piel. Hidratar inmediatamente después de la ducha. También evite frotar vigorosamente cuando haga espuma o se seque; en su lugar, frote suavemente.

3. Utilice protector solar

Utilice un SPF alto en cualquier piel expuesta, especialmente en el escote. La piel más fina de esta zona es más susceptible al daño solar, así que asegúrese de adquirir el hábito de aplicar protector solar aquí.

4. Utilice un producto específico
Nuestro Tratamiento Escote está especialmente formulado para esta zona. Está formulado con potentes plantas medicinales chinas y mantecas nutritivas para promover la circulación linfática, reparar daños y mejorar la elasticidad del escote.

5. Duerme boca arriba
Dormir de lado puede provocar flacidez y arrugas. Trate de recostarse boca arriba para evitar que se formen arrugas mientras duerme.

6. Tira tus sujetadores con aros
Los sujetadores con aros, cuando se usan mucho, pueden impedir el drenaje linfático. El flujo linfático deficiente ralentiza u obstruye la eliminación de toxinas de nuestro cuerpo y puede contribuir a otros problemas de salud.

7. Mantenga las cosas en movimiento
Los senos de una mujer contienen energía emocional y espiritual porque están cerca del corazón. Los masajes, los ejercicios de estiramiento y la meditación ayudan a
desbloquear las emociones y la energía estancadas.


Tratamiento de escote

Nutre la delicada piel del cuello, el pecho y los senos con este bálsamo de tratamiento exuberante y revitalizante. Formulado con potentes plantas medicinales para favorecer la circulación linfática y prevenir el estancamiento. Infundido en mantecas y aceites botánicos nutritivos para restaurar la elasticidad de la piel, reparar el daño de los radicales libres y las estrías. Un ritual diario mantiene tu piel firme, radiante y deliciosa.

COMPRA AHORA